LAREDO, Texas – Laredo no estuvo exento de toda la controversia y opiniones divididas resonando después del Super Martes. Inclusive Pete Saenz, Alcalde para la Ciudad de Laredo, expresó el reto que el Presidente -Electo, Donald Trump, tiene frente a él.

“Esto fue una tremenda sorpresa porque no esperábamos que Trump ganara las elecciones”, dijo Saenz. “Las personas en la frontera tienen un tipo de ansiedad y los mercados lo están reflejando igualmente”.

Trump visitó Laredo en 2015, y Saenz recordó lo mucho que fue criticado por aceptar la visita.
“Cuando esa visita, creo que ligeramente pensé, ‘Y si llegara a ganar él?’… Por eso creo que siempre tenemos que ser buenos embajadores, siendo respetuosos a quien nos visite…”, expresó. “Se nos cuestionó y ahora él es nuestro Presidente… La cortesía siempre será la mejor forma de atender cualquier situación porque nunca sabes que te depara el futuro”.

En 2015, Saenz tuvo la oportunidad de reunirse con Trump y explicarle lo que es la frontera y los beneficios que Laredo provee a los EU.

“Esperamos que cuando de a conocer sus regulaciones, de valor a lo que la frontera provee, todas las contribuciones económicas que hacemos desde esta frontera a nuestra nación”, agregó. “Lo más abierto que él sea, lo más paciente y cortés hacia todos, creo que entonces a la larga a todos nos irá bien; él necesita estar listo para escuchar las diferentes opiniones.
“Ésa es nuestra esperanza”.

El Concilio de la Buena Vecindad, un grupo formado con líderes del Sur de Texas y México (incluyendo a Saenz), se encuentra solicitando reunirse con el Presidente-Electo lo antes posible.

“Le preguntaríamos si podría considerar reunirse con algo del personal fronterizo, porque sería beneficioso para ayudarle a estructurar su política hacia México y el área fronteriza”, explicó.
También habló en relación a NAFTA, explicando lo importante que es para Laredo.

“NAFTA es la columna vertebral para el transporte, dependemos del comercio internacional. Laredo no sería lo que es sin NAFTA, y el no tenerlo nos afectaría tremendamente”, dijo Saenz.

Texas, un estado primordialmente Republicano, dio 38 de los votos electorales durante la elección presidencial, y el Alcalde Saenz espera que esto atraiga la atención de Trump y lo haga más receptivo a las preocupaciones en esta área.

“Ahora como Presidente (Trump) debe tener una postura y forma diferente de atender las cosas. Creo que será más paciente y estará más dispuesto a escuchar… estar más atento”, dijo Saenz.

En relación al muro fronterizo, Saenz dijo que recordó a Trump diciendo que el Río Grande era una barrera natural por sí sola.

“Espero que su tono haya cambiado en cuanto al muro… Yo motivaría una frontera protegida virtualmente, con tecnología de punta y más agentes de la patrulla fronteriza”, explicó Saenz. “Sí necesitamos una frontera segura, necesitamos control y orden, pero debemos seguir las leyes de inmigración, y eso requiere un proceso”.

Concluyó expresando que Trump fue recibido con brazos abiertos en 2015, y que lo invitará a visitar Laredo nuevamente.

“Él tiene un gran reto frente a él, y oramos para que las cosas funcionen para lo mejor… Y si trabajamos unidos, dejando el pasado en el pasado, cerrando una puerta y abriendo una nueva, entonces hermosas posibilidades pueden surgir al unificar al país”, Saenz dijo.