BROWNSVILLE, RGV, 4 de Septiembre – El día de hoy, el Dr. Randall Charbeneau, Vicerrector Asistente del Sistema Universitario de Texas y el Dr. Fredrick Jenet, Director del Centro de Radio Astronomía Avanzada (CARA) de la Universidad de Texas en Brownsville (UTB), se encuentran en la Ciudad de México con el propósito de sostener una reunión con sus contrapartes mexicanas sobre el tema de la cooperación internacional, en el marco del Foro Bilateral sobre Educación Superior, Innovación e Investigación (FOBESII), programa dado a conocer en mayo del 2013 por los presidentes Enrique Peña Nieto y Barack Obama.

A través del FOBESII, México y Estados Unidos acordaron que la educación superior, innovación e investigación son el motor que impulsará los recursos humanos y el desarrollo económico, a fin de garantizar que ambas naciones compitan a nivel mundial, haciendo que la región de América del Norte sea la más competitiva. FOBESII es una alta prioridad en la relación bilateral, debido a que el nivel de intercambio académico, técnico y científico entre ambos países no es comparable con la intensidad de su relación comercial y política (en el año 2013, el comercio total entre México y Estados Unidos fue de 507 mil millones de dólares, con un promedio de alrededor de mil millones al día, representando un millón de dólares por minuto).

México, con sus 116 millones de habitantes envía 14,000 estudiantes por año a Estados Unidos, mientras que 4,000 estudiantes estadounidenses toman cursos académicos en México cada año. México ocupa el noveno lugar como país de origen de los estudiantes internacionales en Estados Unidos, por debajo de países como Corea del Sur, Arabia Saudita, Taiwán y Vietnam. En Estados Unidos, México ocupa el lugar 13 como país de destino y el cuarto en América Latina, después de Costa Rica, Argentina y Brasil. La India y China, los países más poblados del mundo, envían 100 mil y 200 mil estudiantes por año a Estados Unidos, respectivamente. Dichas cifras son inquietantes cuando se comparan con los 72,000 estudiantes que Corea del Sur envía a Estados Unidos cada año, con tan solo una población de 50 millones.

Rodolfo Quilantán Arenas, Cónsul de México en Brownsville. (Foto: RGG/Steve Taylor)
Rodolfo Quilantán Arenas, Cónsul de México en Brownsville. (Foto: RGG/Steve Taylor)

En el marco de FOBESII, los doctores Charbeneau y Jenet apoyan los objetivos de la propuesta de México, Proyecta 100,000 que establece como meta que 100,000 mexicanos logren estudiar en Estados Unidos y que 50,000 estadounidenses lo hagan en México para el año 2018. Este programa complementa la iniciativa del Presidente Obama llamada La Fuerza de 100,000 en las Américas, que pretende enviar 100,000 estadounidenses a estudiar en universidades de América Latina y viceversa.

Asimismo, el día de hoy los doctores Charbeneau y Jenet se reúnen con representantes de la Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto Politécnico Nacional, Instituto de Astrofísica, Óptica y Electrónica, Agencia Espacial Mexicana y CONACYT (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología), con el propósito de promover la cooperación entre el Sistema de la Universidad de Texas y las universidades mexicanas para aumentar sustancialmente la movilidad estudiantil y los intercambios académicos. Adicionalmente, pretenden identificar y desarrollar visiones compartidas a corto y largo plazo en áreas conocidas como educación STEM

(Science, Technology, Engineering and Mathematics, por sus siglas en inglés), asi como en la investigación, desarrollo comercial, entrenamiento, y educación en la exploración espacial, debido a la llegada de SPACEX, la Corporación de Exploración Espacial y Tecnología que establecerá su nuevo sitio de lanzamiento privado de cohetes en la ciudad de Brownsville, Texas.

El Sistema Universitario de Texas -uno de los sistemas universitarios públicos de más alta calidad en los Estados Unidos, con sus nueve universidades, seis instituciones de salud y maestros de clase mundial-comparte la visión de México en el sentido de que la colaboración en educación superior, innovación e investigación, es una prioridad fundamental para construir una región altamente competitiva y próspera que destaque el conocimiento como un factor estratégico para la integración. La creación de la nueva universidad en el Valle del Rio Grande del Sistema de la Universidad de Texas es una respuesta adecuada para las necesidades del sector de tecnología de rápido crecimiento en la región, en particular las necesidades de SPACEX.

El Dr. Jenet me expresó que este es el momento preciso para obtener una mayor vinculación con CARA, la cual permitiría dar la bienvenida a estudiantes mexicanos en programas de ciencia espacial, exploración cercana y lejana del espacio, investigación y desarrollo tecnológico. Comparto plenamente la opinión del Dr. Jenet y espero que el intercambio académico y la movilidad estudiantil entre el Sistema de la Universidad de Texas y las universidades mexicanas se incrementen de manera sustancial para beneficio de ambos países.

Rodolfo Quilantán Arenas es Cónsul de México en Brownsville