El Obispo de Brownsville Daniel E. Flores

McALLEN, RGV – El Nuncio Apostólico para los Estados Unidos, Christophe Louis Yves Georges Pierre, tiene programado realizar una gira por el Rio Grande Valley hoy, incluyendo una visita al Sacred Heart Refugee Center in McAllen (Centro para Refugiados) ubicado en McAllen.

El salón de la parroquia de Sacred Heart ha estado siendo utilizada como un centro para refugiados durante los pasados tres años, conforme más de 53.000 inmigrantes indocumentados, principalmente de países centroamericanos como Honduras, El Salvador y Guatemala, han recibido comidas calientes, ropa y cuidado médico en el lugar.

Pierre, originario de Francia, es el embajador del Papa Francisco para los Estados Unidos y cuenta con una oficina en Washington, D.C. Fue designado al cargo en abril del 2016. Del 2007 al 2016 se desempeñó como nuncio papal para México.

Christophe Louis Ives Georges Pierre

Un nuncio es un diplomático del Vaticano con el rango de embajador. Es responsable de las relaciones diplomáticas con el gobierno, y a la vez sirve como representante del Papa para la Iglesia en un determinado país.

Entre sus responsabilidades se encuentran el coordinador la búsqueda e investigación de candidatos que desean convertirse en obispos.

Pierre estará en el Valle para celebrar una reunión con el grupo de Catholic Border Bishops (Obispos Católicos Fronterizos). El grupo de Obispos Fronterizos está compuesto por obispos de ambos lados de la frontera Texas-México. Ellos se reúnen dos veces al año, una ocasión en los E,U. y una en México.

El Obispo de Brownsville Daniel E. Flores habló en exclusiva a Rio Grande Guardian y RGV Public Radio 88 FM acerca de la visita del Nuncio Apostólico y obispos fronterizos. Dijo que la visita se realizará el 14 y 15 de febrero. El viaje incluirá una visita al Sacred Heart Church Refugee Center en McAllen, dijo Flores.

“Los obispos Católicos del lado mexicano y del lado de Texas se reúnen dos veces al año. Hay alrededor de 12 reuniones debido a que algunas veces otros obispos, quienes no son necesariamente fronterizos, participan. En esta ocasión, por ejemplo, el Arzobispo de Monterrey y el Obispo de Austin estarán presentes porque existe una posibilidad de que nosotros hablemos acerca de las preocupaciones que tenemos para el bienestar de nuestra gente en ambos lados del río”, dijo el Obispo Flores.

“En esta ocasión nos sentimos muy bendecidos porque nos visitará el Nuncio Apostólico para los Estados Unidos, su Excelencia Christophe Louis Yves Georges Pierre. Él desea ver la frontera y desea poder hablar con los obispos de ambos lados (del río). Así que, tendremos una serie de reuniones, realizaremos una gira por el sector, y posteriormente tendremos una gran misa pública el martes 14 de febrero en la Basílica de San Juan para que las personas puedan venir y participar”.

Al preguntársele qué tan regularmente se reúnen los obispos fronterizos, Flores dijo que dos veces al año.

“La reunión pasada fue en septiembre en Ciudad Juárez, México, y ahora es nuestro turno, y el próximo septiembre será en Piedras Negras. Vamos y venimos. Es una muy buena reunión, muy constructiva y hablamos acerca de las vidas de las personas que viven en ambos lados de la frontera”.

Al cuestionársele si las reuniones de los obispos fronterizos era significativa debido a la reciente elección presidencial y el diálogo acerca de la deportación de millones de inmigrantes indocumentados de los Estados Unidos, el Obispo Flores dijo:

“Eso ciertamente será algo que discutiremos. Desconocemos exactamente hacia dónde va la administración en algunas cosas en particular. Por primera instancia, deseamos estar preparados, preparar a nuestra gente para que esté lista ante cualquier situación que surja. Pero también los obispos del lado de Estados Unidos, estamos muy preocupados, como un solo cuerpo alrededor del país, para que se sepa que la iglesia continúa insistiendo en la necesidad de contar con una reforma migratoria comprehensiva”.

El Obispo Flores dijo que el aprieto para los inmigrantes y el impacto de cualquier cambio en la política migratoria por parte del gobierno federal sin duda será sentido profundamente en el Valle.
“Es algo por lo que tenemos que estar particularmente conscientes, especialmente aquí en McAllen. Es una de las cosas que deseamos mostrar al nuncio; cómo hemos estados muy atentos a las madres y niños Centroamericanos. Creo que eso es algo que el nuncio desea ver y creo que es lo que los obispos en México también desean ver. Porque es algo que también afecta al lado mexicano, en términos de su responsabilidad”, dijo Flores.

“De muchas maneras, continuaremos abogando al nivel político, pero nuestra primera responsabilidad es tratar con las personas que están viniendo y que se encuentran aquí”.

Flores ofreció esta entrevista después de asistir y ofrecer la invocación para el Informe de Gobierno del Alcalde para la ciudad de McAllen, Jim Darling, en evento ocurrido en el Centro de Convenciones de McAllen. En un video acerca de los acontecimientos de los pasados 12 meses en McAllen, el Comisionado para la Ciudad de McAllen John Ingram dijo que los residentes de McAllen y el Valle han “abierto sus corazones” para los 53,000 inmigrantes pasando por el Sacred Heart Catholic Church.

Acerca de esto, el Obispo Flores dijo: “Es increíble y los voluntarios, para mí… Habló acerca de esto siempre que salgo fuera del valle a otras partes del país, acerca de la respuesta que la comunidad local ha tenido. Son los voluntarios quienes van a diario, desde las primeras horas de la mañana, y hacen de todo, desde preparar las comidas hasta lavar la ropa, el poder dar la bienvenida y asesorar a las madres e hijos que llegan. Por lo que en realidad es la comunidad local la que lo mantiene al día y es maravilloso ver que podemos continuar ofreciendo”.

Christophe Louis Yves Georges Pierre


El Catholic Herald presentó detalles biográficos acerca del nuncio papal para los Estados Unidos:

Nuncio Papal Christophe Louis Yves Georges Pierre nació el 30 de enero de 1946 en Rennes en la región Británica de Francis, donde su familia ha tenido raíces durante varias generaciones.

Primeramente asistió a la escuela en Antsirabe en Madagascar, continuó su educación secundaria en el Colegio de Saint-Malo en Francia y también pasó un año en el Liceo Francés de Marruecos.

Estuvo en el seminario Saint-Yves en Rennes en 1963, pero interrumpió sus estudios durante dos años debido al servicio militar en 1965 y 1966. Fue ordenado sacerdote de la Arquidiócesis de Rennes en la Catedral de Saint-Malo el 5 de abril de 1970.

El entonces Padre Pierre obtuvo su maestría en teología en el Instituto Católico de París y su doctorado en derecho canónico en Roma. Fue vicario parroquial de la iglesia de Saint-Pierre-Saint-Paul de Colombes en la Diócesis de Nanterre, Francia, de 1970 a 1973.

Nota del editor: La reportera Melva Lavín-Castillo tradujo esta historia al español.