161220-melva_laredo_3 161220-melva_laredo_1_braulio_monroy_villeda 161220-melva_laredo_2_Enrique Malacara Martinez-1 161220-melva_laredo_4 161220-melva_laredo_Juan Narvaez y Jose Ramon Torres Garcia-1 161220-melva_laredo_8_Jose_Ramon_Torres Garcia-1 161220-laredo_melva_5 161220-laredo_melva_6 161220-laredo_melva_7 161220-melva_laredo_10 161220-melva_laredo_9 161220-melva_laredo_11 161220-melva_laredo_12 161220-melva_laredo_13 161220-melva_laredo_15 161220-melva_laredo_16 161220-melva_laredo_14 161220-melva_laredo_17 161220-melva_laredo_Selene Salazar-1
<
>
Juan Narvaez y Jose Ramon Torres Garcia

LAREDO, Texas – Si algo ha caracterizado a este puerto fronterizo es el recibir a los paisanos con los brazos abiertos y hacerlos sentir como en casa, después de viajar por horas y aún estar a kilómetros de distancia de su hogar en México.

Este año, la Asociación de la Caravana de Querétaro se adelantó un par de días al flujo masivo anual de paisanos arribando a la frontera, pero además se les unieron viajeros originarios de los estados de Zacatecas, Querétaro, Oaxaca, Nuevo León, Guerrero, Guanajuato, y San Luis Potosí.

El estacionamiento del centro comercial Wal-Mart ubicado a la altura de la Milla 5 sobre la Interestatal 35, fue el sitio donde unos toldos fueron ubicados y autoridades representando servicios informativos básicos atendieron a un grupo de paisanos a fin de hacer su paso por esta frontera ágil y sencillo.

De acuerdo al conteo oficial, el primer flujo de paisanos cruzó hacia México en lo que fue la Séptima Caravana el jueves 15 de diciembre por la mañana.

Enrique Malacara Martinez, Director General del Instituto de Migración y Enlace Internacional del Gobierno del Estado de San Luis Potosí, dijo que su entidad, ubicada en el centro de la República Mexicana, es paso forzoso para turistas puesto que cruza por ahí la carretera 57 que prácticamente atraviesa el país.

“(A San Luis Potosí) llegan alrededor de 15.000 familias que retornan a sus municipios, comunidades de origen”, dijo Malacara. “Trabajamos de forma cercana con los consulados de México en Estados Unidos”.

El paisano Juan Manuel Esquivel, quien viajaba a Dolores Hidalgo, Guanajuato, dijo que tenía viviendo en Estados Unidos 23 años y era su primera vez regresando a su país.

“Tengo a mi mamá y a mis tres hermanos”, dijo Esquivel. “Es algo importante y se viaja tranquilo y con mucha seguridad. Siento que la caravana es una buena oportunidad de viajar a México y visitar a mi familia”.

Esquivel dijo que extrañaba todo, a sus familiares y la comida.

Durante la ceremonia en Laredo, el Alcalde en Funciones para la Ciudad de Laredo, Juan Narváez, explicó que en el módulo participaron representantes de las aduanas de México y de EU para ayudar en el llenado de todos los documentos necesarios para el cruce de la frontera.

Braulio Monroy Villeda, tesorero de la Asociación de la Caravana de Querétaro (y quien coordina la parte de Chicago y Michigan) dijo que con él viajaba un grupo de 600 automóviles, pero que al menos 10 personas le habían dicho que no regresarían a Estados Unidos en el nuevo año.

“Ellos sienten que va a pasar un problema. Tienen incertidumbre, aunque esto no quiere decir que algo vaya a suceder”, dijo Monroy. “El Programa Paisano nos ayuda mucho en la zona de donde yo vengo, nos ayudan para hablar con las autoridades correspondientes para que esto se agilice y sea más sencillo para nosotros”.

Selene Salazar, Presidenta Municipal de Jalpan del Cerro, Querétaro, explicó que esperan más de 150 vehículos de paisanos arribando a su ciudad.

“Creo que ellos se sienten contentos y seguros de ver a sus autoridades aquí”, dijo Salazar. “Conocer cada historia mueve y sensibiliza fibras porque verdaderamente cada historia tiene algo en particular”.

José Ramón Torres García, Presidente Municipal de Rio Verde, San Luis Potosí, declaró que el objetivo de la séptima caravana es llevar a los paisanos a su destino, y protegerlos tanto de la delincuencia organizada como de la uniformada.

“Muchas veces nuestros paisanos son víctimas de extorsiones, de abusos, de asaltos por parte de la autoridad, y el objetivo de esta caravana es protegerlos de estos abusos, y que lleguen con bien a visitar a sus seres queridos”, dijo Torres Garcia.

Blasita López, del Buró de Convenciones y Visitantes de Laredo, dijo que la ciudad le daba la bienvenida a los paisanos y esperaba que cada año sigan eligiendo a este puerto como su punto de cruce preferido.

“Por eso estamos muy cerca de la caravana y llevamos a cabo un operativo muy importante donde nosotros también adoptamos la palabra Programa Paisano”, dijo López. “Para nosotros el paisano representa mucho”.

Nuevo Laredo


En tanto, en Nuevo Laredo, los Gobernadores de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca; de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón; de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López; y de Guerrero, Luis Bernardo Nava Guerrero en representación del Gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, dieron el banderazo de salida oficial a carretera en el estacionamiento del Centro Cultural.

“La Policía Federal va a estar al pendiente de ustedes, los gobiernos de los Estados vamos a trabajar de manera conjunta para que se sientan respaldados y apoyados”, dijo García Cabeza de Vaca. “(Y) una vez que hayan podido festejar esta época y fiestas decembrinas sepan que los vamos a recibir a partir del día primero de enero, en este mismo puerto de entrada para asegurarnos también que puedan cruzar de una manera ordenada”.

La Séptima Caravana fue escoltada desde Nuevo Laredo hasta San Luis Potosí por parte de la Policía Federal Preventiva y la policía de cada Estado.